Imprimir esta página

El Hombre Nuevo - Crear una Humanidad Mejor

Sábado, 29 Octubre 2016 15:14 Escrito por
Si la sociedad quiere vivir mejor, debe parir al Hombre Nuevo. Crear una Humanidad Mejor pero se necesita una sustancial modificación del carácter humano, es decir, del paso de preponderancia. FOTO: Simbolismo: abajo a la derecha una figura femenina con aspecto sufriente (la toma de conciencia del estado de sufrimiento). Abajo a la izquierda, personaje con la cabeza del revés (sustancial cambio del carácter humano – cambiar el modo de vivir actual). Arriba a la izquierda paloma con vela encendida (la fe – que se admita que existe un modo – por lo menos es posible hacerlo – para superar el propio malestar), figura femenina que se gira aferrando una ampolla que contiene un pueblo (el cambio, transformar el modo de vivir “que lleve” hacia una sociedad mejor una nueva sociedad que funcione para todos). Si la sociedad quiere vivir mejor, debe parir al Hombre Nuevo. Crear una Humanidad Mejor pero se necesita una sustancial modificación del carácter humano, es decir, del paso de preponderancia. FOTO: Simbolismo: abajo a la derecha una figura femenina con aspecto sufriente (la toma de conciencia del estado de sufrimiento). Abajo a la izquierda, personaje con la cabeza del revés (sustancial cambio del carácter humano – cambiar el modo de vivir actual). Arriba a la izquierda paloma con vela encendida (la fe – que se admita que existe un modo – por lo menos es posible hacerlo – para superar el propio malestar), figura femenina que se gira aferrando una ampolla que contiene un pueblo (el cambio, transformar el modo de vivir “que lleve” hacia una sociedad mejor una nueva sociedad que funcione para todos). Fotos, arriba: Marc Chagall - Foto abajo: Marc Chagall - (La boda -1910). El hombre nuevo, el individuo realizado.

Si la sociedad quiere vivir mejor, debe parir al Hombre Nuevo, pero se necesita una sustancial modificación del carácter humano, es decir, del paso de preponderancia, o sea, mayor fuerza o importancia de la modalidad del tener, en la forma más egoísta del término, a la modalidad del ser, para salvarnos de la catástrofe psicológica y económica, por el bien común, necesitamos preguntarnos:

¿Es realmente posible una trasformación del carácter a gran escala?

En caso de que sea posible, nos preguntamos: ¿cómo hacer para producirla?

Aquí también nos viene a ayudar el Profetismo a gran escala en la red, para que más personas tengan en cuenta lo que hay que hacer.

A mi juicio, el carácter humano, si se quiere hacer evolucionar el componente social de masa, puede cambiar siempre y cuando se den las siguientes condiciones.

Los puntos principales son cuatro:

Primero: que se sea consciente (toma de conciencia) del estado de sufrimiento en el que vive la humanidad egoísta.

Segundo: que se reconozca el origen de nuestro malestar y del ajeno.

Tercero: que sinceramente se admita que existe un modo (por lo menos es posible hacerlo) para superar el propio malestar.

Cuartoque se acepte completa y totalmente la idea de que, para superar nuestro malestar, nuestra desazón, sobre todo en las demasiadas desigualdades sociales, se deben hacer nuestras ciertas ideologías y ciertas normas de vida y cambiar el modo actual de vivir.

No he inventado nada, estos cuatro puntos corresponden a las Cuatro Nobles Verdades de las enseñanzas de Buda, es más, son los pilares en los que se funda esta doctrina, relativas a las condiciones de la existencia humana. Solo en casos específicos de malestar humano, debidos a especiales circunstancias individuales o sociales no son aplicadas.

Pero vengamos más cerca de nosotros, el mismo principio, está implícito también en la idea marxista de salvación.

Para entenderlo completamente, hay que darse cuenta de que, para Marx, como él mismo dijo, el comunismo, más que ser una meta definitiva, es un escalón del desarrollo destinado históricamente a liberar a los seres humanos de los condicionamientos socioeconómicos y políticos que nos hacen estar lejos de ser humanos (en el término extendido del simbolismo), es decir prisioneros, esclavos voluntarios de cosas, de máquinas y de nuestro propio afán de posesión.

El pensamiento y tarea que Marx se proponía revelar a la clase obrera, su ajena y miserable categoría social, que se encontraba en un efectivo estado de sufrimiento; su intento estaba dirigido a destruir las ilusiones que tenían por efecto oscurecer, obnubilar, en los trabajadores la consciencia de la propia miseria y pobreza.

Para el Hombre Nuevo se necesita una nueva sociedad que funcione para todos, y animar el surgimiento de un hombre, cuya estructura del carácter y psicológica tenga:

seguridad, sentimiento de identidad y confianza, fundada en la fe en lo que se es (en el bien posiblemente en base a la personalidad y predisposición), en la propia necesidad de relacionesinteresesamorsolidaridad con el mundo que le rodea, en vez de en el propio deseo de mandar y ser déspotas, de controlar el mundo, en vez de vivirlo, haciéndose así esclavo de los propios intereses.

¡Estar realmente presentes y ser solidarios en el lugar en que estemos, siempre!

 

 - - - - -

 

New man needs a new society that works for everyone,

and encourages the rise of a man,

whose behavioural and psychological structure have: 

security, sense of identity and confidence,

based on faith in what he is (for better possibly based on personality and preparation),

in need, interests, relationships love,

solidarity with the surrounding world,

rather than on own desire to command and be despots,

to control the world, rather than live it, becoming a slave of his interests.

Leído: 868 veces Modificado por última vez en Martes, 22 Agosto 2017 17:57

Artículos relacionados (por etiqueta)

El cuarto paso: sé un nadie.

Cuando empiezas a pensar que eres alguien, te bloqueas; así, el amor no puede fluir.

El amor fluye solo de los que no son nadie.

El amor mora solo en el nada.

  Cuando estás vacío, está presente el amor.

  Cuando estás colmado de ego, el amor desaparece.

   El amor y el ego no pueden convivir

   El amor puede existir con Dios, pero no puede existir con el ego,

porque amor y Dios son sinónimos.

Amor y ego no pueden caminar de la mano.

Por tanto, sé un nadie.

El nada es el manantial de todas las cosas; en el nada nace el infinito...

El nada es Dios.

El nada significa "nirvana".

Sé nada... y en el ser nada, conseguirás el Todo.

En el ser alguien, no darás en el clavo; en el ser nada, habrás llegado a casa.

Nunca como en esta época es importante amar.

Porque cuando amamos de verdad, llegamos a conocernos más profundamente a nosotros mismos y a los demás.

El cuerpo puede ceder a los achaques de la edad, pero nuestro espíritu, cuando ama, o mejor cuando sabe amar – siempre libre – nos permitirá librarnos del ciclo infernal de los imprevistos en que generación tras generación el ser humano reitera los mismos errores.

Si bien los pensamientos se repiten idénticos en la vida de los hombres, existe una entidad capaz de cambiar los destinos: ¡es Amar!

Pero se debe entender cómo.

Este es por tanto el tercer paso: es compartir.

Cuando está presente el negativoténtelo para ti.

Cuando está presente el positivocompártelo.

Normalmente, la gente comparte la propia negatividad; nunca comparte la propia positividad.

La humanidad es simplemente estúpida.

Cuando las personas son felices, nunca comparten su felicidad: ¡son extremamente avaras!

Por el contrario, cuando son infelices, son extremadamente pródigas: en este caso, están listísimas para compartir.

Cuando la gente ríe, economiza; ríe, pero con reserva.

En cambio, cuando está enfadada, se encoleriza totalmente.

El tercer paso es compartir la positividad.

Esto llevará tu amor a florecer como un río que nace en tu corazón: y cuando compartes, tu amor empezará a aflorar.

He oído una frase muy extraña de Jorge Luis Borges. Escucha: 

Doy aquello que es sagrado a los perros,

Arrojo las perlas a los cerdos.

¡porque lo que importa es dar!

Tú habrás oído todo lo contrario: no le eches nada a los perros, no des las perles a los cerdos, porque ellos no pueden entender.

De hecho, lo que realmente importa no es "lo que estás dando" perlas, santidad y amor, o "a quién" se lo estás dando: esto no es importante.

Lo que cuenta es dar.

 ¡Cuando tienes algo dónalo!

El amor no es una propiedad para acumular, es irradiar, es una fragancia que compartir.

Cuanto más compartes, más posees; cuanto menos compartes, menos posees.

Por tanto, el tercer paso hacia el amor es compartir la propia positividad, compartir la propia vitalidad, compartir todo lo que se tiene: cualquier cosa bonita que tengas dentro de ti, nunca lo acumules.

Atención no estoy hablando de cosas materiales, de bienes materiales; por tanto: comparte tu sabiduría, comparte tu oración, tu felicidad, tu amor... ¡comparte!

Claro que, si no hay nadie, comparte con los perros, con los gatos, con las flores, los árboles, las piedras… pero comparte.

Lo que cuenta es dar.

Acumular envenena el corazón.

Toda cosa acumulada es venenosa.

Si compartes, tu organismo estará libre de venenos.

Y cuando das, no te preocupes de que el dar no sea correspondido.

¡No esperes ni siquiera un agradecimiento! No quedarás decepcionado.

Compartir es una de las virtudes espirituales más grandes, ¡una de las virtudes más grandes!

El segundo paso hacia el amor es aprender a transformar tus venenos en miel...

Mucha gente ama, pero su amor está profundamente contaminado por venenos: desde el odio a los celos, de la rabia a la posesividad.

¡Tu amor está circundado por mil y un venenos!

El amor es algo delicado: piensa en la rabia, el odio, la posesividad, a los celos... ¿cómo podrá sobrevivir el amor?

En primer lugar, la gente se mueve en la cabeza y olvida el corazón: la mayoría de la gente lo hace.

En segundo lugar, una mayoría vive todavía un poco en el corazón; pero comete otro error; la pequeña llama del amor está rodeada de celos, odio, rabia y de mil y un venenos.

De este modo, todo el viaje se hace amargo.

El amor es la escalera entre el paraíso y el infierno, pero esta escalera tiene siempre dos direcciones: puedes subir o puedes bajar.

Si están presentes esos venenos, la escalera te llevará hacia abajo y entrarás en el infierno, ¡nunca llegarás al paraíso!

En vez de conseguir una melodía, tu vida se convertirá en un infierno; un contraste continuo, un tráfico ensordecedor; un alboroto que te hará enloquecer... un caos de ruidos, sin ninguna armonía.

Vivirás siempre al borde de la locura.

 

Por lo tanto, la segunda cosa a recordar es aprender cómo transformar tus venenos en miel.
Y cómo los cambios?
No es un proceso muy simple.
De hecho, por llamarlo de "transformación" no es exacta, ya que no es necesario hacer nada, simplemente sentarse en silencio y ver.
No juzgar: no estar en contra ni a favor.
No anime a ella, no reprimirla.
Se adhieren a observarlo, ser paciente, limitado a observar lo que sucede ... dejarlo ir.
Recuerde una cosa: nunca trate de cambiar su estado de ánimo, cuando está poseído por los venenos, simplemente esperando.

 

 

Llegará el momento en que el veneno empiece a transformarse en otra cosa... esta es una de las leyes fundamentales de la vidatodo cambia continuamente en su opuesto, en vosotros se dan cambios periódicos – un hombre bueno se convierte en malo y el hombre malo se hace bueno; el santo tiene momentos en los que es un pecador y el pecador vive momentos de santidad.

Solo se necesita esperar.

Nunca actúes cuando la rabia está en su apogeo; de otro modo te arrepentirás y crearás una cadena de reacciones que producirán un karma (ley de causa-efecto siempre operativa en la vida).

La idea de caer víctima del karma está toda aquí: haz algo cuando te encuentres en estado negativo y te encontrarás en una cadena de reacciones sin fin.

Cuando te encuentres en un estado negativo, haz siempre algo, también el otro se hace negativo, y está listo para hacer algo: la negatividad crea más negatividad, la rabia genera rabia, la hostilidad genera más hostilidad, en una cadena infinita de reacciones... y la gente se queda enmarañada los unos con los otros… ¡y la cosa continúa!

Espera.

Cuando estás encolerizado, es el momento para meditar.

No malgastes este momentola ira crea en ti una energía inmensa... puede ser destructiva. 

Pero la energía, de por sí, es neutral; la misma energía que es capaz de destruir, puede ser creativa.

Espera.

La misma energía que puede desbaratar, puede donar la vida... limítate a esperar.

Esperando sin prisa, un día tendrás una gran sorpresa:  verás el cambio interior, la rabia se relaja, la energía es liberada y te encuentras en un estado de ánimo positivo; es el estado de ánimo positivo.

 

Es el estado de ánimo creativo.

Ahora puedes actuar, puedes hacer algo.

Espera siempre el momento positivo.

RecuerdaActúa cuando estás positivo.

No fuerces la positividad, espera a que esta aflore espontáneamente.

Este es el secreto.

Cuando digo: "¡Aprende a transformar tus venenos la miel! ¡me refiero a esto!