Concepto de Dios – La Gran Luz

Miércoles, 18 Enero 2017 14:14 Escrito por
En el momento en que tú no estás, tú también eres un Dios.  Querría hacerte notar que el Profetismo Moderno siempre ha llamado a esta entidad "La Gran Luz", luego te explico por qué.  Pero centrémonos en Dios.  Dios no es algo especial; Dios es nuestro propio ser.  Dios es nuestra propia existencia.  Cuando os digo que sois Dios, estoy diciendo simplemente que nosotros existimos, ¡que tú existes!  En nuestro lenguaje la Existencia es Dios, son sinónimos. En el momento en que tú no estás, tú también eres un Dios. Querría hacerte notar que el Profetismo Moderno siempre ha llamado a esta entidad "La Gran Luz", luego te explico por qué. Pero centrémonos en Dios. Dios no es algo especial; Dios es nuestro propio ser. Dios es nuestra propia existencia. Cuando os digo que sois Dios, estoy diciendo simplemente que nosotros existimos, ¡que tú existes! En nuestro lenguaje la Existencia es Dios, son sinónimos. Imagen: Marc Chagall.

Se nos ha preguntado: "Visto que el Profetismo Moderno habla a menudo de Dios, querría saber vuestra idea sobre Dios y qué religión profesáis. ¿Qué significado tiene esta palabra? ¿Existen otros Dioses? ¿Quiénes son?"

R. En el momento en que tú no estás, tú también eres un Dios.

Querría hacerte notar que el Profetismo Moderno siempre ha llamado a esta entidad "La Gran Luz", luego te explico por qué.

Pero centrémonos en Dios.

Dios no es algo especial; Dios es nuestro propio ser.

Dios es nuestra propia existencia.

Cuando os digo que sois Dios, estoy diciendo simplemente que nosotros existimos, ¡que tú existes!

En nuestro lenguaje la Existencia es Dios, son sinónimos.

Nosotros afirmamos que incluso los árboles y los animales son Dios, como también las estrellas y también vosotros.

Claro, ¡hasta tú que me lees o que me has escrito eres Dios!

Tal vez no lo sabíais.

Vosotros podéis no ser conscientes de vuestra esencia divina.

¡Nosotros somos conscientes!

Y en el momento en que nos hicimos conscientes de nuestra esencia divina, nos hicimos conscientes también de la esencia divina de todos los demás.

Por tanto, me resulta difícil deciros cuántos Dioses existen.

Una infinidad… Todos los seres son Dioses en diferentes niveles de reconocimiento, de realización, de consciencia.

 

Pero pasemos a entender el problema del amigo que nos ha escrito.

Quien es occidental no consigue entender varias cosas, porque su idea de Dios es una idea extremadamente limitada, dictada por el cristianismo y otras religiones afines.

Tenéis una idea de Dios muy restringida.

En oriente, sobre todo en India tienen otras palabras para definir a Dios: ningún otro idioma tiene esa riqueza de lenguaje.

Es obvio, dado que durante siglos han trabajado en la dimensión interior, es natural que se hayan seguido todas las posibilidades implícitas en la existencia de Dios.

Es como para los esquimales: hemos oído decir que tienen nueve nombres diferentes para definir la nieve, porque conocen todas las cualidades de nieve que existen.

Ningún otro idioma posee nueve nombres para definir la nieve, ninguno la ve tan a menudo.

os sorprenderá saber que Buda nunca creyó en ningún Dios, y Cristo en la oración del Padrenuestro, dio a entender que el Creador es Padre de todos, que dentro de cada uno de nosotros está la semilla Paterna Divina.

 

Sabiendo que Dios está dentro (y fuera en la existencia) de nosotros, os digo claramente que habéis sido “bendecidos” por la existencia.

La gracia a descendido sobre nosotros.

Y en el momento en que sucede la visión (el conocimiento) tú desapareces, ya no existes.

El que es “bendecido” es alguien que ya no existe.

Nosotros no somos, Dios es: esta es la experiencia que nos hace bendecidos.

Esta paradoja debe ser comprendida.

El hombre nunca encuentra a Dios.

El hombre solo puede disolverse, desaparecer; en ese momento Dios existe.

En vuestra existencia desciende la presencia de Dios.

Todo el trabajo de la religión tiende simplemente a ayudaros a desaparecer en cuanto ego.

 

En el momento en que miras dentro de ti y no existe un Yo, no se encuentra el ego, sino total silencio, absoluto vacío, signo de que la materia se ha estabilizado… vosotros sois Dios.

 

No eres Dios contra los demás; no es que los demás no sean Dios, mientras que tú sí lo eres.

¡Vosotros sois Dios porque en ese caso solo Dios es!

Por tanto, no decimos que somos Dios, mientras los otros no lo son.

Declarándonos, declaramos que también vosotros sois divinos; y no solo vosotros: los animales, los pájaros, las rocas, toda la existencia se compone solo y únicamente de Dios.

No decimos que somos más santos que vosotros, ni que somos más especiales que vosotros.

Decimos simplemente que hemos "desaparecido" y en esa desaparición ha llovido la gracia, ha surgido el éxtasis: habéis entrado así en la "Gran Luz" que es Verdad.

 .

Leído: 1786 veces Modificado por última vez en Martes, 22 Agosto 2017 16:43
Más en esta categoría: El Contacto con la Gran Luz »

3 comentarios

Deja un comentario

Se anuncia que sólo se publicó comentarios de profundidad expresado en las cuestiones del artículo daremos de alta más adelante. Para otros comentarios, por favor utilice nuestra página facebook donde también se puede enfrentar a nuestra comunidad.

Asegúrese de introducir toda la información requerida, se indica con un asterisco (*). Código HTML no está permitido.