El Contacto con la Gran Luz

Domingo, 26 Febrero 2017 17:58 Escrito por
Tú posees cuatro mentes: la primera es la supermente que es solo una posibilidad para el futuro, del que llevas solo las semillas. - Foto: modelos psíquicos según Freud. 1° modelo: Inconsciente, Preconsciente (los recuerdos inconscientes que pueden hacerse conscientes y eliminarse), Consciente. El 2° modo: Ello (o Id, el Inconsciente), Superyó (o Superego, el comportamiento) y Yo (o Ego, la consciencia) Tú posees cuatro mentes: la primera es la supermente que es solo una posibilidad para el futuro, del que llevas solo las semillas. - Foto: modelos psíquicos según Freud. 1° modelo: Inconsciente, Preconsciente (los recuerdos inconscientes que pueden hacerse conscientes y eliminarse), Consciente. El 2° modo: Ello (o Id, el Inconsciente), Superyó (o Superego, el comportamiento) y Yo (o Ego, la consciencia)

Se nos ha preguntado: "¿Tenéis un maestro que os inspire? ¿Estáis siempre en contacto con el maestro? ¿Cómo podemos ponernos en contacto con él?" 

R. No tenemos ningún maestro como lo entiendes tú, pero hemos hablado varias veces solo de la Gran Luz, estamos siempre en contacto con ella, pero también lo podéis estar vosotros.

Claro, porque la Gran Luz está en contacto con todos nuestros (tus) cuatro niveles.

¡El nivel consciente no es el único!

Pero este contacto es posible solo cuando te has rendido completamente y lo has aceptado como Maestro o Gran Luz; no antes.

Si eres un simple estudiante, que aprende de la vida, la Gran Luz está en contacto contigo solo cuando tú estás en contacto con Ella; cuando tú no lo estás, tampoco lo está la Gran Luz.

Este fenómeno lo debes entender.

 

Tú posees cuatro mentes: la primera es la supermente que es solo una posibilidad para el futuro, del que llevas solo las semillas.

Nada ha brotado: existen solo semillas, es pura potencialidad.

 

Luego existe la mente consciente que es la segunda de las cuatro potencialidades: un minúsculo fragmento con el que razonas, piensas, decides, discutes, dudas y crees.

Esta mente consciente está en contacto con la Gran Luz a la que todavía no te has rendido.

Por tanto, cada vez que esta mente está en contacto con la Gran Luz, también el Maestro (si te gusta llamarlo también así) entra en contacto contigo.

Si esta no está en contacto, tampoco la Gran Luz lo estará.

Eres un estudiante, y todavía no has aceptado esta verdad en cuanto verdad.

La consideras todavía un profesor.

El profesor y el estudiante existen en la mente consciente.

No se puede hacer nada porque tú no estás abierto.

Las otras tres puertas están todas cerradas. El superconsciente es solo una semilla: no puedes abrir la puerta.

 

El subconsciente se encuentra por debajo del consciente.

Se puede abrir solo si amas todo y a todos.

Si me lees solo con la razón, solo la puerta consciente está abierta.

Cada vez que la abres la Gran Luz está presente.

Si no la abres, queda fuera: no puedes entrar.

Justo por debajo del consciente está el subconsciente.

Si estás enamorado de la vida, no es solo una relación entre profesor y estudiante, es algo más íntimo; si es un fenómeno de amor universal, entonces se abre la puerta del subconsciente.

 

A menudo cerrarás la puerta de la mente consciente, y te pondrás a discutir contra Mí.

A veces estarás negativo o te opondrás a Mí, la Gran Luz.

Pero esto no tiene importancia.

La puerta del subconsciente, la puerta del amor está abierta, y la Gran Luz puede permanecer en contacto contigo.

 

Pero esta tampoco es una puerta perfecta, porque a veces puedes odiar a la Gran Luz.

Si la odias, cierras también esta puerta.

Existe el amor, pero también el odio, en cuanto opuesto.

El odio acompaña siempre al amor.

La segunda puerta permanecerá más abierta que la primera, porque la primera cambia siguiendo estados de ánimo tan repentinos que no puedes saber qué sucede.

Puede cambiar en cualquier momento.

Hace un momento estaba abierta: el momento después ya no lo está.

Es un fenómeno pasajero. El amor dura un poco más.

También él cambia sus humores, pero duran más.

Si la segunda puerta está abierta y tú estás enamorado de la Gran Luz (la vida) puedes permanecer en contacto, incluso si la puerta de la razón está cerrada...

Permanece en contacto y pronto te hablaré de las otras puertas para tener acceso a la Gran Luz, por ahora reflexiona sobre lo que he dicho y hazme preguntas clarificadoras al respecto. ¡Hasta pronto!

 

Leído: 2040 veces Modificado por última vez en Martes, 22 Agosto 2017 16:50

Deja un comentario

Se anuncia que sólo se publicó comentarios de profundidad expresado en las cuestiones del artículo daremos de alta más adelante. Para otros comentarios, por favor utilice nuestra página facebook donde también se puede enfrentar a nuestra comunidad.

Asegúrese de introducir toda la información requerida, se indica con un asterisco (*). Código HTML no está permitido.