Concepto de Amor - Amor Significado

Sábado, 22 Abril 2017 10:56 Escrito por
 Amar equivale a experimentar la dimensión, el espacio más bonito que existe dentro de uno. La vida es una oportunidad: no tiene ninguna meta.  Es el terreno en el que florecen las rosas del amor.  El amor tiene un valor intrínseco: carece de metas y de sentido lógico.  No tiene ningún fin, pero tiene un significado inmenso; contiene en sí mismo una alegría infinita, un éxtasis especial.  La salud mental no es más que la fragancia de las rosas que florecen en tu corazón... y ¡los amantes son los únicos que no necesitan curas psíquicas!  De hecho, el amor es la energía más curativa que existe en la vida. Amar equivale a experimentar la dimensión, el espacio más bonito que existe dentro de uno. La vida es una oportunidad: no tiene ninguna meta. Es el terreno en el que florecen las rosas del amor. El amor tiene un valor intrínseco: carece de metas y de sentido lógico. No tiene ningún fin, pero tiene un significado inmenso; contiene en sí mismo una alegría infinita, un éxtasis especial. La salud mental no es más que la fragancia de las rosas que florecen en tu corazón... y ¡los amantes son los únicos que no necesitan curas psíquicas! De hecho, el amor es la energía más curativa que existe en la vida. El amor ha entrado en su vida; ha llegado la primavera a su ser y, en su ánimo, han brotado las flores. Imagen: Marc Chagall.

Se nos ha preguntado: "Querría saber, ¿cuántos sois los que escribís sobre el Profetismo Moderno? Además, querría preguntaros: ¿es posible aclarar el concepto de amor, dado que habláis de él en todos los artículos?"

R.  Empiezo diciéndote que somos: ¡Uno, ninguno, cien mil! Como diría el gran Pirandello.

Pero hablemos del amor ahora, es más importante.

La vida es una oportunidad: no tiene ninguna meta.

Es el terreno en el que florecen las rosas del amor.

El amor tiene un valor intrínseco: carece de metas y de sentido lógico.

No tiene ningún fin, pero tiene un significado inmenso; contiene en sí mismo una alegría infinita, un éxtasis especial.

Pero esos no son valores lógicos.

El amor no es un negocio en el que hay objetivos, metas que alcanzar.

En el amor existe siempre una cierta locura.

Y ¿qué es esta locura?

La locura existe, porque no se consigue explicar la razón por la que se ama; no se sabe dar una explicación lógica del propio amor.

Podéis decir que haces un cierto negocio porque necesitas dinero: necesitas dinero, porque necesitas una casa; necesitas un refugio; ¿cómo podrías vivir sin un techo?

En la vida de todos los días, cada cosa tiene una meta precisa, pero en el amor… no se pueden dar explicaciones.

Puedes decir simplemente: "No sé. Solo sé que amar equivale a experimentar la dimensión, el espacio más bonito que existe dentro de uno".

Pero el amor no es un final.

Ese espacio no es cerebral.

Ese espacio no puede ser convertido en un bien de consumo.

Ese espacio es un capullo de rosa, sobre el cual va a posarse una gota de rocío que resplandece como una perla.

Al alba, en la brisa de las primeras horas, el capullo de rosa danza bajo los primeros rayos de sol.

¡¡El amor es la danza de la vida!!

Por ello, los que no conocen el amor, se dejan escapar la danza de la vida, pierden la oportunidad de crecer como rosas, ¡y no hablo del amor solo entre dos personas, por supuesto!

Por eso, según la mentalidad calculadora, computarizada, según el matemático, el economista, el político, el amor es una forma de locura.

El amor parece locura a cuantos no lo han experimentado.

Pero para quien conoce el amor, esta es la única forma de salud mental.

Sin amor, un individuo puede ser rico, famoso, puede gozar de buena salud, pero no puede estar sano de mente, porque no conoce los valores del mundo interior.

La salud mental no es más que la fragancia de las rosas que florecen en tu corazón... y ¡los amantes son los únicos que no necesitan curas psíquicas!

De hecho, el amor es la energía más curativa que existe en la vida.

Quienes no lo experimentan, se quedan vacíos, insatisfechos.

La locura común no tiene ninguna lógica, no tiene método; la locura llamada amor posee un método propio especial: ¿cuál es?

Simplemente este: el amor te llena de felicidad, hace de tu vida unas vacaciones, una canción, te lleva a una quietud y una paz infinitas.

¿Nunca os habéis fijado?

Cuando alguien se enamora (ya sea de la vida, de una religión, etc.) no necesita declararlo.

Sus ojos revelan una profundidad nueva, su rostro refleja una gracia y una belleza nunca vistas.

Su manera de caminar se transforma en danza.

Es la misma persona que antes, pero al mismo tiempo ya no lo es.

El amor ha entrado en su vida; ha llegado la primavera a su ser y, en su ánimo, han brotado las flores.

El amor produce transformaciones inmediatas.

El hombre que no sabe amar no puede siquiera ser inteligente, ni ser agraciado, ni bello.

Su vida no puede ser más que una tragedia.

 

Volveremos sobre este argumento. Os hablaré de los cuatro peldaños hacia el amor.

Hasta pronto amigos, y ¡amaos los unos a los otros!

 

Leído: 2303 veces Modificado por última vez en Lunes, 03 Julio 2017 19:55

Deja un comentario

Se anuncia que sólo se publicó comentarios de profundidad expresado en las cuestiones del artículo daremos de alta más adelante. Para otros comentarios, por favor utilice nuestra página facebook donde también se puede enfrentar a nuestra comunidad.

Asegúrese de introducir toda la información requerida, se indica con un asterisco (*). Código HTML no está permitido.