Encontrar el Sentido de la Vida significa entender cómo esta se puede realizar. Encontrar el Sentido de la Vida significa entender cómo esta se puede realizar. Pintura: Marc Chagall - El Cantar de los Cantares IV 1958. "… toda la vida corre inevitablemente hacia su fin, es nuestro deber reavivarla con los colores del amor y la esperanza..." (Marc Chagall).

Si quieres encontrar tu camino, antes deberás saber cuál es el sentido de la vida y entender cómo esta se puede realizar.

Principalmente son tres las formas de realización humana: el de la ocupación, el social y el sexual.

Dejo a un lado las otras dos para analizar con vosotros el problema existencial a través de la socialización; cada ser humano revela de manera infalible cuál es su propio sentido de la vida.

Si os miráis dentro comprenderéis que una buena solución a los problemas de la vida es la de abrir siempre la puerta a los demás y en el término “demás” estamos también nosotros.

Me preguntaréis: “¿Cuál es tu realidad sobre el sentido de la vida?”

No os responderé de manera retórica, al contrario, os revelaré una técnica que no será intelectual ni tampoco filosófica, no nos ocupamos de problemas o de investigaciones intelectuales, no me ocupo del porqué de las cosas: me ocupo de cómo, no de qué es la verdad para la realización de la vida, sino de cómo puede alcanzarse y realizarse.

Hay hombres que han entendido esto, los cuales conocían el sentido de la vida, y es el de interesarse por la humanidad tratando de desarrollar compromisos sociales.

En todas las religiones encontramos muchas preocupaciones por la salvación del hombre, todos los grandes movimientos sociales y políticos luchan para aumentar el compromiso social: la religión y la política representan los intentos más importantes para realizar esto.

Afrontar un problema intelectual o psicológico es muy fácil, pero afrontar un problema existencial, no solo reflexionando, sino viviéndolo completamente, atravesándolo, os lo digo con sinceridad, amigos míos, es difícil: tanto para la persona individual como para las religiones o la política.

Estas han sido mal interpretadas a menudo, demasiado a menudo, si no se producen proféticas iluminaciones, de este modo pueden hacer más de cuanto están haciendo, hay que empeñarse más profundamente con verdad para la realización de este deber común.

 

No somos los únicos miembros de la raza humana que viven en sociedad; el ser humano individual es débil y limitado, si permanece aislado es imposible para él conseguir las metas que se establece.

Si un hombre viviese solo y tratase de afrontar solo sus problemas perecería, no sería capaz de seguir con su propia vida, ni de hacer continuar la vida del género humano que está ligado a los otros por la debilidad de sus límites. El paso más importante para el bienestar de todos es asociarse en cooperaciones con los otros hermanos.

Esta es la lucha más antigua de la humanidad: la de hacer que los hombres se asocien, ya que gracias al interés por nuestros semejantes se han logrado todos los grandes progresos de vuestra raza humana.

Cada uno tiene un propio deber, lo que significa, que cada uno de nosotros debe asumirse sus propias responsabilidades resolviendo los problemas sociales con Espíritu de cooperación; nadie es más alto, nadie es más bajo en la nueva jerarquía política profética, cada uno lleva su sentido de la vida trasmitiéndolo.

Todo lo que se pide a un ser humano es la máxima alabanza que se pueda tributarle, es que sea un buen trabajador, un verdadero partisano de paz, un constructor de amor, un amigo para todos los hombres.

En una palabra, puedo decir que, él debe demostrar que es un hombre de bien, un verdadero hombre.

Leído: 1575 veces Modificado por última vez en Martes, 22 Agosto 2017 17:44

El cuarto paso: sé un nadie.

Cuando empiezas a pensar que eres alguien, te bloqueas; así, el amor no puede fluir.

El amor fluye solo de los que no son nadie.

El amor mora solo en el nada.

  Cuando estás vacío, está presente el amor.

  Cuando estás colmado de ego, el amor desaparece.

   El amor y el ego no pueden convivir

   El amor puede existir con Dios, pero no puede existir con el ego,

porque amor y Dios son sinónimos.

Amor y ego no pueden caminar de la mano.

Por tanto, sé un nadie.

El nada es el manantial de todas las cosas; en el nada nace el infinito...

El nada es Dios.

El nada significa "nirvana".

Sé nada... y en el ser nada, conseguirás el Todo.

En el ser alguien, no darás en el clavo; en el ser nada, habrás llegado a casa.

Nunca como en esta época es importante amar.

Porque cuando amamos de verdad, llegamos a conocernos más profundamente a nosotros mismos y a los demás.

El cuerpo puede ceder a los achaques de la edad, pero nuestro espíritu, cuando ama, o mejor cuando sabe amar – siempre libre – nos permitirá librarnos del ciclo infernal de los imprevistos en que generación tras generación el ser humano reitera los mismos errores.

Si bien los pensamientos se repiten idénticos en la vida de los hombres, existe una entidad capaz de cambiar los destinos: ¡es Amar!

Pero se debe entender cómo.

Este es por tanto el tercer paso: es compartir.

Cuando está presente el negativoténtelo para ti.

Cuando está presente el positivocompártelo.

Normalmente, la gente comparte la propia negatividad; nunca comparte la propia positividad.

La humanidad es simplemente estúpida.

Cuando las personas son felices, nunca comparten su felicidad: ¡son extremamente avaras!

Por el contrario, cuando son infelices, son extremadamente pródigas: en este caso, están listísimas para compartir.

Cuando la gente ríe, economiza; ríe, pero con reserva.

En cambio, cuando está enfadada, se encoleriza totalmente.

El tercer paso es compartir la positividad.

Esto llevará tu amor a florecer como un río que nace en tu corazón: y cuando compartes, tu amor empezará a aflorar.

He oído una frase muy extraña de Jorge Luis Borges. Escucha: 

Doy aquello que es sagrado a los perros,

Arrojo las perlas a los cerdos.

¡porque lo que importa es dar!

Tú habrás oído todo lo contrario: no le eches nada a los perros, no des las perles a los cerdos, porque ellos no pueden entender.

De hecho, lo que realmente importa no es "lo que estás dando" perlas, santidad y amor, o "a quién" se lo estás dando: esto no es importante.

Lo que cuenta es dar.

 ¡Cuando tienes algo dónalo!

El amor no es una propiedad para acumular, es irradiar, es una fragancia que compartir.

Cuanto más compartes, más posees; cuanto menos compartes, menos posees.

Por tanto, el tercer paso hacia el amor es compartir la propia positividad, compartir la propia vitalidad, compartir todo lo que se tiene: cualquier cosa bonita que tengas dentro de ti, nunca lo acumules.

Atención no estoy hablando de cosas materiales, de bienes materiales; por tanto: comparte tu sabiduría, comparte tu oración, tu felicidad, tu amor... ¡comparte!

Claro que, si no hay nadie, comparte con los perros, con los gatos, con las flores, los árboles, las piedras… pero comparte.

Lo que cuenta es dar.

Acumular envenena el corazón.

Toda cosa acumulada es venenosa.

Si compartes, tu organismo estará libre de venenos.

Y cuando das, no te preocupes de que el dar no sea correspondido.

¡No esperes ni siquiera un agradecimiento! No quedarás decepcionado.

Compartir es una de las virtudes espirituales más grandes, ¡una de las virtudes más grandes!

El segundo paso hacia el amor es aprender a transformar tus venenos en miel...

Mucha gente ama, pero su amor está profundamente contaminado por venenos: desde el odio a los celos, de la rabia a la posesividad.

¡Tu amor está circundado por mil y un venenos!

El amor es algo delicado: piensa en la rabia, el odio, la posesividad, a los celos... ¿cómo podrá sobrevivir el amor?

En primer lugar, la gente se mueve en la cabeza y olvida el corazón: la mayoría de la gente lo hace.

En segundo lugar, una mayoría vive todavía un poco en el corazón; pero comete otro error; la pequeña llama del amor está rodeada de celos, odio, rabia y de mil y un venenos.

De este modo, todo el viaje se hace amargo.

El amor es la escalera entre el paraíso y el infierno, pero esta escalera tiene siempre dos direcciones: puedes subir o puedes bajar.

Si están presentes esos venenos, la escalera te llevará hacia abajo y entrarás en el infierno, ¡nunca llegarás al paraíso!

En vez de conseguir una melodía, tu vida se convertirá en un infierno; un contraste continuo, un tráfico ensordecedor; un alboroto que te hará enloquecer... un caos de ruidos, sin ninguna armonía.

Vivirás siempre al borde de la locura.

 

Por lo tanto, la segunda cosa a recordar es aprender cómo transformar tus venenos en miel.
Y cómo los cambios?
No es un proceso muy simple.
De hecho, por llamarlo de "transformación" no es exacta, ya que no es necesario hacer nada, simplemente sentarse en silencio y ver.
No juzgar: no estar en contra ni a favor.
No anime a ella, no reprimirla.
Se adhieren a observarlo, ser paciente, limitado a observar lo que sucede ... dejarlo ir.
Recuerde una cosa: nunca trate de cambiar su estado de ánimo, cuando está poseído por los venenos, simplemente esperando.

 

 

Llegará el momento en que el veneno empiece a transformarse en otra cosa... esta es una de las leyes fundamentales de la vidatodo cambia continuamente en su opuesto, en vosotros se dan cambios periódicos – un hombre bueno se convierte en malo y el hombre malo se hace bueno; el santo tiene momentos en los que es un pecador y el pecador vive momentos de santidad.

Solo se necesita esperar.

Nunca actúes cuando la rabia está en su apogeo; de otro modo te arrepentirás y crearás una cadena de reacciones que producirán un karma (ley de causa-efecto siempre operativa en la vida).

La idea de caer víctima del karma está toda aquí: haz algo cuando te encuentres en estado negativo y te encontrarás en una cadena de reacciones sin fin.

Cuando te encuentres en un estado negativo, haz siempre algo, también el otro se hace negativo, y está listo para hacer algo: la negatividad crea más negatividad, la rabia genera rabia, la hostilidad genera más hostilidad, en una cadena infinita de reacciones... y la gente se queda enmarañada los unos con los otros… ¡y la cosa continúa!

Espera.

Cuando estás encolerizado, es el momento para meditar.

No malgastes este momentola ira crea en ti una energía inmensa... puede ser destructiva. 

Pero la energía, de por sí, es neutral; la misma energía que es capaz de destruir, puede ser creativa.

Espera.

La misma energía que puede desbaratar, puede donar la vida... limítate a esperar.

Esperando sin prisa, un día tendrás una gran sorpresa:  verás el cambio interior, la rabia se relaja, la energía es liberada y te encuentras en un estado de ánimo positivo; es el estado de ánimo positivo.

 

Es el estado de ánimo creativo.

Ahora puedes actuar, puedes hacer algo.

Espera siempre el momento positivo.

RecuerdaActúa cuando estás positivo.

No fuerces la positividad, espera a que esta aflore espontáneamente.

Este es el secreto.

Cuando digo: "¡Aprende a transformar tus venenos la miel! ¡me refiero a esto!

 

 

Deja un comentario

Se anuncia que sólo se publicó comentarios de profundidad expresado en las cuestiones del artículo daremos de alta más adelante. Para otros comentarios, por favor utilice nuestra página facebook donde también se puede enfrentar a nuestra comunidad.

Asegúrese de introducir toda la información requerida, se indica con un asterisco (*). Código HTML no está permitido.